¡SÍGUENOS!
¡COMPARTE!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Vida.

Y me desperté un día con ganas de comerme al mundo, miraba a mi alrededor y gritaba al cielo “Hoy es el día en que todos me leerán” mi mente me decía “Muchos compraran tu libro” y yo frente a un espejo pensaba “Ya es hora de que todo salga bien”.

Me desperté un día con ganas de hacer mis sueños realidad, desperté con tantas ganas de vivir que casi olvido que para correr, primero hay que caminar; entonces salí, caminé, antes de que empezará la cuarentena, por cierto “quédate en casa”; salí, camine y revisaba las ventas de mi libro, cero, era y es el número que marcaba.

No me preocupe, sabía que no iba a ser fácil, pero duele, duele que el camino siempre sea difícil, duele luchar cada día, sentir el cuerpo pesado y cansado de una corta vida de dificultades, de sueños rotos y de lágrimas, que te vean sonriendo y piensen que tu vida es “perfecta” mientras que tú luchas cada día para ser feliz sin que nadie más lo sepa.

Caminé para despejar mi mente, necesitaba estar conmigo a solas, pero no podía dejar de pensar en todo lo que he pasado para estar en donde estoy.

Caminé y pude observar el tiempo pasar, pude jugar con el viento y charlar un poco con la muerte, me contaba que le duele, sí, le duele… Ella también sufre. Escuché al silencio como se quejaba de que el ruido no lo dejaba escuchar sus propios pensamientos; y caminé un poco más solo para pensar.

Mi tristeza sonreía al notar como junto a ella caminaba la vida haciendo un poco de su poesía y yo miré en el profundo azul del cielo, ese azul que nos recitaba la vida y dije “Estoy triste porque nadie me lee, la vida lleva toda una eternidad recitando poesía que estremece al propio universo y pocos se sientan a escucharla”.

No dedicamos el tiempo necesario a lo que es importante ¿Cuántos de ustedes vieron el amanecer el día de hoy? Notaron los espectaculares colores que pinta en el cielo solo para nosotros ¿Cuánto escucharon el canto de las aves?

Mi tristeza es insignificante, es un deseo, es una parte de mis sueños, es lo que deseo realizar, que puedan leerme, estoy empezando mi camino… Iniciando.

“Una noche, perdido en tu galaxia” ese es mi primer libro…

¿Deseas poder leerme? Yo aprendí a escuchar lo que la vida nos recita ¿Y tú?

6 comentarios en “Vida.”

  1. ¡Enhorabuena por tu primer libro!
    Disfruta escribiendo, las ventas vendrán, aunque no es lo más importante. Compartir en el blog es una forma positiva de abrirse al mundo. Por cierto, un mundo lleno de sorpresas.
    Sigue escribiendo, y mirando los amaneceres, escuchando los pájaros…

    QUE TENGAS UNA BUENA CUARENTENA

    Abrazo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: