¡SÍGUENOS!
¡COMPARTE!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

El amor de mi vida.

“Eres el amor de mi vida”.

Es una frase que dicen a diario, pero el significado que carga estas palabras es algo que va mucho más allá.

Es que eres el amor de mi vida, sabes solo tengo una vida y tú eres “el amor” de mi vida… No sé si logras entenderlo, es que solo existe un “amor de mi vida” y eres tú… Y no te tengo.

Es que en un año y nueve meses descubrí que la razón de mi existencia se radica en tu sonrisa, en esa manera de caminar, en la delicada curva de tus labios; un año y nueve meses fue suficiente para saber que te quiero conmigo por el resto de mis días.

Cuanto me duele tu partida, cuanto me duele que no estés aquí, no poder darte un beso de “buenos días”, no poder mirar tus ojos, es el peor castigo que existe en este universo.

Y sí, fue mi culpa, no debí descuidar tu amor, no debí descuidarte, me arrepiento y cada noche que pasa es más difícil para mí, no poder tenerte en mis brazos es una tortura.

Cuatro meses sin ti, esperando ese momento, el momento adecuado y preciso, el momento en que el destino decida que debemos volver amarnos, es que no han sido fácil estos cuatro meses, no puedo dormir, todo lo que hago es pensar en ti…

Y sé que prometí no buscarte, prometí olvidarte, pero no puedo, no es tan fácil olvidarme de la razón de mi felicidad.

No encuentro disculpas que me parezcan suficientes para que me perdones por todo, no encuentro ni una pizca de aire que llene mi aliento vacío, las miles de lagrimas que he derramado están ocultas en lo más profundo del océano, es que se me hace complicado encontrar la calma después de la tormenta, encontrar la tranquilidad en cualquier rincón del mundo… Es tan complicado todo desde que te perdí.

Y por si algún día puedes leerme, quiero que sepas que aún estoy aquí, esperándote.
Todavía deseo envejecer a tu lado, deseo ser tuya por el resto de mi eternidad, quiero que sepas que no puedo olvidarte, que no quiero olvidarte, aún estoy aquí esperándote, buscándote, extrañándote… amándote.

Quiero susurrarte al oído que tú “Eres el amor de mi vida”.


1 comentario en “El amor de mi vida.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: