¡SÍGUENOS!
¡COMPARTE!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Debí besarte.

Photo by freestocks.org from Pexels

Debí besarte…

Recuerdo ese día, mis labios estaban a solo centímetros de los tuyos, te respete demasiado y ahora me pregunto “¿Cual sería mi presente si en mi pasado hubiese besado tus labios?”

Nuestras vidas no fueron increíbles, tú sufriste demasiado y yo, yo soy otra historia. Quizás merecíamos estar juntos.

Sabes antes de dormir aún me imagino una vida contigo, imagino tomar tu mano, ver tus ojos, compartir un libro, te imagino a ti en mi habitación, sueño con verte caminar en mi casa, cierro los ojos y te veo hablando con mi mamá una tarde de domingo, preguntándote “¿Cómo te trata mi hijo? ¿Se está portando bien?”

No, no conspiró a nuestro favor, el destino, sabes no quiso que tú fueras el amor de mi vida, es que no lo entiendo, joder somos una pareja perfecta…

En tiempos de infidelidades ambos creemos en el amor verdadero ¿Por qué no te besé? es que quizás y solo quizás todo fuera diferente…

No dejo de pensar en los pocos momentos juntos, en tu sonrisa, en esa manera de hablar, de poner cariñosa y abrazar tiernamente, como una pequeña niña que tiene miedo de perder a su mamá.

Maldita sea, debí besarte, no sé si hubiera cambiado algo en nuestras vidas, pero me arrepiento de no haber probado tus labios.

Aún recuerdo el día que supe que nunca ibas a ser mi complemento, cierro los ojos y veo como estaba solo, llorando, nunca lo creíste, yo te amé.

Ahora somos jugadores de este gran torneo llamado vida, aquí todos están participando, intentando ganar algo, yo no. Soy ese jugador que sabe que ya perdió, ese que solo piensa en disfrutar el juego y esperar la otra partida, empezar de cero, pero esta vez sí lucharé.

Te espero en mi otra vida, juro que te besaré.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: